BIENVENIDOS...

En este blog intento compartir mis letras. Ellas conjugan mi experiencia de vida, de trabajo, mis sueños y mis deseos.

Confío en que podré generar un espacio de intercambio entre Uds. y yo, que medie la distancia y nos abrace en esta relación maravillosa que se da entre escritores y lectores.

Mi nombre es Nancy Graciela Nasr, y aquí les presento mi pasión...

viernes, 1 de julio de 2011

Un millón de amigos.

Un millón de amigos.
(Derechos reservados)

Es un día especialmente bello en los suburbios de Buenos Aires, el sol brilla como nunca en este Otoño… parecería que nada puede empañar un día así. De aquí para allá el bullicio reina, pues es plena época escolar… toda la ciudad esta en completo ajetreo.

Morena es una joven de dieciséis años, estudiante de secundaria cursando el último año. Como casi toda adolescente es alocada… emocionada por todo lo que le ocurre, y que vive con pasión… como si esa fuera su última oportunidad de disfrutarlo.

Últimamente la tiene atrapada la red de facebook solo basta ver la cantidad de amigos que tiene en su página… es imposible que pueda conocer a todos en persona. Navega por páginas de grupos a los que se agrega y chatea y con el pasar del tiempo ha sumado  a cuanta persona pide su amistad o a quien la acepta como amiga ante su solicitud. Es como si la cantidad importara más que la calidad para sus amigas del cole o de inglés…con lo cual se propuso coleccionar amigos de FACE a como dé lugar…


Así es que desde hace dos semanas, chatea con un chico… que no para de invitarla a encontrarse personalmente en horarios en que va a la escuela. En principio se ha  negado… pero su escribir insistente y las cosas bonitas que le dice lograron hacerla dudar. Según él, dice tener 20 años… lo suficiente como para no parecerle a ella un chiquilín aburrido ni un viejo abusador. Le ha contado que esta en segundo año de medicina y que vive solo con un amigo en un departamento que su padre paga por ser del interior y estar estudiando en la Capital.

El interés por conocerlo se hace cada vez más intenso, pero Morena tiene presente las recomendaciones que le hizo su madre en cuanto a conocer a gente del Chat, personalmente. Lucas , así se llama su amigo, ante la contestación de ella baja las exigencias y le comenta que bajo ningún punto de vista quiere acarrearle problemas, así que no insistirá más en conocerla personalmente, cosa que a ella le preocupa y mucho pero a regaña dientes acepta simulando que todo esta más que bien.

Lucas sabe que esto a servido para ajustar su lazo al cuello, de alguna forma se las arreglo para exaltar aún más su interés simulando todo lo contrario…
Pasaron solo dos días y varias conversaciones de Chat, y ahora es Morena la que saca el tema… que lo estuvo pensando y que no ve nada de malo con ir a tomar una gaseosa a su departamento, pero que como sus padres no la dejarán deberá hacerlo en horario de escuela.

La cita esta arreglada y Morena siente que el corazón le saltará del pecho, al fin sabrá como es ese chico que la hace saltar de alegría cada vez que se abre la ventana del Chat…

Llegó el día… Morena prepara todo, lleva en su bolsa de escuela pocos libros pero una remera, make-up y perfume para cambiarse en el bar de a la vuelta del colegio. Tiene todo planeado… irá como todos los días en el auto con su madre, bajará del mismo y luego de unos pasos se detendrá a arreglarse los cordones desatados lo que permitirá que el auto se aleje lo suficiente como para no distinguir que no entra… luego a paso rápido se dirigirá al bar y pasará al toillette, se cambiará el uniforme, se maquillará y luego irá a la cita…

Como estaba planeado llega al edificio de departamento donde vive Lucas… toca el timbre, su corazón le salta del pecho la emoción, la ansiedad, la alegría la embargan… Se siente casi adulta aunque un sabor amargo siente en el fondo de su ser, es la primera vez que hace algo de esta naturaleza. Una voz contesta al otro lado del portero eléctrico, suena una chicharra… empuja la puerta y sube…

Hace ya cinco días que Morena no se conecta… sus amigos de Facebook están extrañados de no encontrarla… dejan mensajes en su muro que nadie contesta… su madre llora desconsolada cada vez que escucha el campanilleo de otro mensaje del Chat.

Es un día como tantos en los suburbios de Buenos Aires, el sol brilla como nunca en este Otoño… parece que nada puede empañar un día así pero en realidad las cosas pasan a pesar del sol.



Nancy Nasr
29-06-11

www.versosymasversos.blogspot.com

0 comentarios:

Publicar un comentario