BIENVENIDOS...

En este blog intento compartir mis letras. Ellas conjugan mi experiencia de vida, de trabajo, mis sueños y mis deseos.

Confío en que podré generar un espacio de intercambio entre Uds. y yo, que medie la distancia y nos abrace en esta relación maravillosa que se da entre escritores y lectores.

Mi nombre es Nancy Graciela Nasr, y aquí les presento mi pasión...

lunes, 3 de octubre de 2011

Cuestión de Honor

Cuestión de honor
(derechos reservados)

Esta es una historia real que se jacta de su sencillez, pero también por lo mismo, de la posibilidad que nos brinda lo simple de aprender de ello, de sacar todo su provecho y enseñanza. Me la contó un amigo y decidí transcribirla en su esencia, para entender como operan los prejuicios en nosotros, y como de alguna forma nublan nuestro buen juicio…

La vida los juntó y eran inseparables, a pesar de su diferencia de edad, fueron compañeros de trabajo en una confitería de aquella ciudad. La diferencia de edad era de más del doble, pues José contaba solo con catorce años, aunque parecía de más de dieciocho, y su amigo con casi treinta.



Siempre los unió una gran estima, José aprendía con esmero todo lo que Juan le enseñaba del oficio de mozo, mientras que a este último lo atrapaba el afecto y la dedicación que ponía José para con sus consejos. De alguna forma se habían adoptado como padre e hijo.

Fue tanto así, que su amigo fue quien lo acompañó por primera vez a un cabaret para tener su debut sexual, con una bella chica del lugar. Primero… la vergüenza, el miedo a no saber cómo, a no poder… pero luego, fue el lugar habitué donde las madrugadas, después del trabajo, los sorprendían en brazos de la oferta femenina del lugar.

Fue por ese entonces, que una dama del lugar desplegaba sus artes para el striptease y aunque a José no le interesaba mucho su acto, a Juan lo cautivaba, quedándose prendido de ese bello cuerpo y de la mirada de esa mujer, la tal Cheríe. No perdía oportunidad para presenciar su show.

El tiempo cambió el destino de los amigos llevándolos por caminos diferentes, no sin antes sorprender a José y sus otros compañeros de trabajo la noticia de que Juan estaba teniendo una relación con aquella “mujerzuela”. No pocos fueron los comentarios, habladurías, y consejos. Era usual escuchar…” si será b….” “ a este chambón le hicieron pisar el palito”. Ni siquiera su propio amigo, José, podía resistir la tentación de burlarse de su amor, pensando que ella no era la mujer indicada para él.

El océano fue la distancia que medió entre los dos y los años la medida de tiempo que los separó, hasta que un día en uno de sus viajes de vuelta a aquella ciudad, decidió visitar a su amigo de aquellos años. Lo atendió una mujer mayor que le pareció familiar… algo de aquella mirada invadía su recuerdo. Se dio a conocer y preguntó por quien había sido casi como un padre para él, la dama contestó que estaba postrado por una dolorosa afección pero que pasará a la habitación, pues sería una gran alegría para Juan.

Desde dentro se escucho una voz que decía “Cheríe, Cheríe!”, la siguió y vio a su amigo ya muy mayor, en cama y con una silla de ruedas a un lado de la misma.
La sorpresa de José fue mucha, al darse cuenta que quien le había abierto la puerta era ella…”La reina del striptease”, que había pasado todos estos años a su lado, y que ahora en los peores momentos, seguía al lado de aquel hombre que la supo amar y valorar sin prejuicios.

José sintió el calor incendiar sus mejillas y después de abrazar a su amigo y contarle de sus aventuras en el viejo continente, llamó a Cheríe y con la distinción que caracteriza a un hombre de bien, la abrazó y le pidió disculpas por haber desconfiado y mal hablado de aquel amor, mientras las lágrimas refrescaban su rostro de hombre maduro.

Nancy Nasr
02-09-11
www.versosymasversos.blogspot.com

0 comentarios:

Publicar un comentario